Saeko en Campeche con ARSEE

Escrito por Karla Hernández y publicado en Administrativo, (1025 veces)

Del 28 al 30 de septiembre estuvimos presentes en el Congreso de Administración Escolar de ARSEE, la Asociación Responsable de los Servicios Educativos y Escolares. En este congreso se han tratado diversos temas como: Modelo pedagógico, educación a distancia, Integración de los registros escolares, gestor y sus funciones, y un tema muy especial que ha llamado nuestra atención que nos encantaría compartir contigo: Ser extraordinario en el servicio: “El factor Fred”. Un tema que puedes aplicar en tu vida y trabajo.

Conoce los 4 principios.


Principio 1: todos, sin excepción, marcamos una diferencia

El marcar la diferencia es el influir en otra persona, en un grupo o en una situación. Es prácticamente imposible que no tomemos partido o tengamos alguna preferencia ante alguna situación. El marcar la diferencia aún en algo pequeño puede tener un resultado significativo y debemos estar conscientes de esta diferencia.

Un ejemplo de esto es cuando un jefe mediocre además de obstaculizar el desempeño de sus compañeros, hace caso omiso. Por el contrario un jefe excelente puede capacitar a sus empleados para que su desempeño sea excepcional y después recompensarlos. Pero, ante todo, el empleado es el único que puede decidir hacer su trabajo de una manera extraordinaria, sean cuales sean las circunstancias.

Ten en cuenta que cada día debemos tomar la elección de hacer las cosas lo mejor posible, cualquiera que sea nuestro trabajo, pues no existen trabajos insignificantes, sino personas que se sienten insignificantes realizando su trabajo, y mucho de lo que hagas no tiene que ver con un título sino de la actitud con que lo realices. De esta forma podemos agregar valor en el trabajo o interacciones y entre más valor generes más exitoso serás.

Principio 2: El éxito se basa en las relaciones

La importancia de tener relaciones exitosas aplica a todos los aspectos en la vida de las personas, por ejemplo en el trabajo cuando alguien es indiferente presta un servicio impersonal, lo cual afecta también a la empresa porque a través de ella ven reflejado su servicio, aunque puede no tener los mismos ideales que esa persona, pero esta actitud es la que el cliente percibe por el servicio que se le brinda y al contrario cuando el servicio es personalizado la percepción mejora pero solo es posible cuando existe una relación entre el proveedor y el cliente y es justamente la calidad de la relación la que determina la calidad del producto o del servicio.

Por ello el factor Fred toma en cuenta estos 7 secretos para construir buenas relaciones.

1Ser auténtico. El prerrequisito para construir relaciones interpersonales es la confianza, y la base de la confianza es creer que la imagen que proyecta la persona de sí misma corresponde a su verdadera esencia. De lo contrario no funcionará.

2Interesarse en los demás (y no sólo ser interesante). La gente se siente halagada cuando demostramos interés en conocerla mejor, y esto es lo que resulta interesante, podemos tener diversos medios para conocerlos, y hacerlo con el fin de ayudar y de prestar un servicio más eficaz. Considero que es la única forma de verdaderamente saber que necesita un cliente y ofrecer un servicio de valor, de otra forma solo estaremos intentando adivinar las necesidades que tiene.

3Aprender a escuchar. Es clave el escuchar para poder conocer a las personas, sobre todo cuando buscamos información que nos permita servirle mejor. Por ejemplo cuando queremos presentar un servicio no solo se trata de vomitar todo sobre las bondades que podemos ofrecerle, sino más bien identificar los requerimientos que se buscan, sus retos, problemas y con eso podemos saber que vamos a presentarle.

4Demostrar empatía. Puede sonar sencillo pero es una de las principales necesidades del ser humano, el sentirse comprendido y al generar empatía podemos mejorar nuestras relaciones. Conocer y comprender los deseos de las otras personas aumenta el valor de lo que podemos brindarles.

5Ser honesto. Decir lo que vamos a hacer y hacer lo que dijimos que haríamos. En otras palabras, no hacer promesas, ni crear expectativas que no podamos cumplir.

6Ser espontáneo. Hay que considerar que las cosas pequeñas marcan una gran diferencia, y con muy poco podemos hacer algo extraordinario.

7Ser puntual. Para muchos, el tiempo es vital, y podemos ayudarles a esas personas a no perder el tiempo, siendo puntuales y eficientes, cumplir con fechas y entregas en tiempo, esto no tiene costo pero tiene un gran valor para los demás.


Principio 3: debemos crear valor continuamente para los demás sin que cueste un centavo

El objetivo no es gastar más que sus competidores, sino pensar mejor que ellos. Este es el verdadero reto.

Un curso intensivo para aprender a agregar valor

1Diciendo la verdad. La verdad es un bien cada vez más escaso y decir la verdad debería ser una condición imprescindible y no un valor agregado.

2Aplicando el poder de la personalidad, puedes darle un toque muy propio, que te distinguirá de los demás, esto es bueno y hará diferenciar tu trabajo.

3Imprimiendo un toque artístico. Para captar la atención necesitamos que sea atractivo visualmente y esto lo podemos lograr sin tener que ser expertos basta con buscar algunas ideas y ponerlas en práctica.

4Satisfaciendo las necesidades por anticipado. En la medida en que esto sea posible lograrás lealtad de tus clientes y confianza con estas acciones.

5Agregando “ingredientes buenos" como la alegría, entusiasmo y humor

6Esperar: A nadie le gusta tener que esperar, aunque podría servir para desarrollar la paciencia, a menudo nos vemos forzados a practicar más de lo que quisiéramos, por eso en la medida que te sea posible evita hace esperar.

7Los defectos. En la vida no hay nada perfecto, pero cuando hemos pagado para que algo esté en buen estado o sea de buena calidad, es muy molesto descubrir que no es así. Además si se ha prometido más de lo que ofreceremos es completamente seguro que perderemos más de una venta.

8Los errores.Es exasperante cuando alguien comete un error, pero uno tiene que pagar las consecuencias. Remendar los daños, dar solución y tratar de ofrecer un extra por ello.


Principio 4: Todos tenemos la capacidad de reinventarnos con regularidad

Sin importar tu trabajo o situación actual, considera cada día como un nuevo comienzo. En nuestras manos está decidir lo que queremos hacer de nuestro trabajo y de nuestra vida.

Como dice el refrán: “Vivir cambiando no es bueno; permanecer exactamente igual tampoco lo es”. La única diferencia entre el surco y una tumba es la profundidad, por ello realiza los cambios necesarios en tu vida sin exagerar.

Algunos consejos que puedes tomar del factor Fred para reinventarte son:

El crecimiento personal incrementa el valor
La mejor forma de aumentar nuestro valor es crecer como seres humanos, debemos saber por qué hacemos las cosas y encontrarles sentido, no dejar que nuestras acciones sean rutina, porque es al salir de nuestra zona de confort es que podemos tener nuevos logros.

Actuar por convicción y no por obligación
Es decir que nuestras acciones y actitudes deben ser motivadas por nuestras ganas de superarnos, para mantenernos enfocados a una meta, ya que si buscamos reinventarnos como resultado de un impulso, terminará pronto.

Aprovechar la experiencia
De las lecciones más importantes que hayas aprendido ponlas en práctica, e intentar todo aquello que queramos hacer, también puedes seguir el ejemplo de las personas que más admiramos, sus características y acciones.

Compita… ¡Pero con usted mismo!
Tomemos en consideración que todos somos únicos y poseemos diferentes cualidades por lo cual no podemos compararnos con nadie más e incluso es mucho más productivo, y divertido, compararse y competir con uno mismo.

Repercusiones indirectas de nuestras acciones
A veces no podemos estar seguros si estamos influyendo de una manera importante en otras personas, por ello no sólo debemos ser conscientes de las consecuencias primarias de nuestras acciones, sino también de las secundarias, es decir, del efecto que ejerce nuestra conducta en personas ajenas a nuestro entorno inmediato. Para esto considera todas las posibilidades y repercusiones, (que incluso puede ser mayor a lo que supones), pero así al menos tendrás un panorama más amplio del alcance que puede tener más allá de ti.

  1. Motive, no intimide.
  2. Haga que otros participen.
  3. Dé el primer paso.
  4. Improvise.

Finalmente tenemos que caer en la cuenta de que todos deseamos ser tenidos en cuenta y saber que lo que hacemos cada día no es sencillamente un medio para ganarnos la vida, sino una forma de darle sentido a nuestra vida. Por ello creo que las personas más desdichadas son, posiblemente, las que trabajan en algo que detestan porque necesitan el dinero. ¿Por qué no trabajar en algo que nos fascine porque necesitamos el dinero?

Tú puedes transformar tu trabajo en algo que le fascine, pero no cambiando de ocupación, sino haciendo de otra manera el trabajo que ya tienes. La diferencia entre lo trivial y lo importante depende de la persona que hace el trabajo.

Además de esta aportación en ARSEE también se tuvo exposición de apoyo a la certificación en procesos escolares para escuelas incorporadas a la UNAM, como identificar documentos apócrifos y cómo proceder, y reglas para tratar los datos sensibles en la institución, entre muchos más que puedes conocer en su página oficial, te invitamos a conocerlos y nos acompañes en el próximo congreso.

Para descubrir más de Saeko síguenos en nuestras redes sociales, Facebook y Twitter