CFDI 3.3: Cambios de la factura electrónica

Escrito por Josefina Mera y publicado en Administrativo, (1059 veces)

facturas

El pasado 30 de mayo el Servicio de Administración Tributaria (SAT) emitió un comunicado que señala la implementación de los nuevos requisitos en los CFDI's los cuales son necesarios para un trabajo interdisciplinario entre autoridad y contribuyentes coordinando las áreas fiscales, de operación del negocio e informáticas.

En el comunicado se destacó que desde el 1 de julio entraría en vigor la versión 3.3 del CFDI en México. Sin embargo, se podrá seguir usando la versión 3.2 para la emisión de facturas hasta el 30 de noviembre de 2017. A partir del 1 de diciembre del 2017, la única versión válida para emitir las facturas electrónicas será la versión 3.3. El objetivo del SAT con este cambio es simplificar más el cumplimiento fiscal, mejorar el control tributario y resolver las incidencias del modelo actual de facturación electrónica.

¿Cuales son los cambios que se tiene en la versión 3.3 CFDI?

Las modificaciones al Anexo 20 de la RMF incluye de manera general los siguientes puntos:

  • Validaciones de datos y congruencia de cifras totales.
  • Uso de nuevos catálogos para completar la información de la factura, entre los más relevantes están el Catálogo de tipos de relación entre CFDI y el Catálogo de uso de comprobantes.
  • Identificación de zona horario respecto del lugar de expedición de la factura.
  • Utilización de monedas además del peso.
  • No se permiten números negativos, ni conceptos con valor cero.

Saeko cumpliendo con los estándares y lineamientos que requiere el SAT y con el fin de brindarte un mejor servicio se adapta al cambio de 3.2 a la versión 3.3 de CFDI.

Podrás continuar utilizando el sistema actual con una nueva interfaz gráfica, amigable y fácil de utilizar para simplificar tus tareas de facturación.

¿Qué beneficios se tienen con la actualización CFDI 3.3 en Saeko?

  • Accesibilidad de la información: Podrás consultar la información de tus CFDIs cuando así lo requieras
  • Automatización de los procesos: Los procesos serán automatizados; lo que implica que el tiempo que se invertía al facturar en línea es más cómodo y rápido.
  • Adaptación de plataforma: Será más fácil la selección del catálogo de conceptos disponibles por el SAT, disminuyendo considerablemente el tiempo de búsqueda.